Dios bendiga tu vida.

835 S La Brea Ave, Inglewood, California 90301, United States

(310) 940-6903

Bienvenidos a Iglesia Cristiana Amanecer

ejemplos de fe

Si ellos lo hicieron, nosotros podemos

 La biblia es el libro que nos relata las grandes obras de Dios por medio de hombres y mujeres de fe. Hebreos 11:1 nos declara lo que es la fe:


Es la certeza de lo que se espera. Seguridad de que aquello que estoy esperando vendrá.
Es la convicción de lo que no se ve. Es el convencimiento de aquello por lo que estoy orando, aunque no lo puedo ver ni percibir, me será dado.


Es por la fe que los grandes alcanzaron lo prometido y por la fe es que aceptamos lo que la palabra de Dios con respecto a la creación y todas aquellas cosas que nos describe. Ahora, cuando decimos por fe, no queremos decir que ya no somos razonables, no pensamos por nosotros mismos o no nos importa si aquello tiene fundamento o no; la cuestión es que tenemos pleno convencimiento que la Biblia no es un libro más, sino que es inspirado por Dios y por lo tanto es su palabra, no contiene mentiras o fábulas que están ahí por estar.


De hecho sabemos el gran aporte de la arqueología a lo que la palabra expresa; y como muchos escépticos profundizaron su estudio para luego desacreditarla, para luego caer de rodillas y entregar su vida  a Jesús.


La Biblia fundamenta nuestra fe; esa fe que espera en Dios, se sostiene en sus promesas y no titubea para darle a él toda la gloria y la alabanza.


Noé fue advertido por Dios de un diluvio y construyó el arca en la que se salvó su casa; Abraham, por fe, obedeció al Señor y recibió todas las promesas que le fueron dadas; por la fe recibió un hijo de su esposa que por toda la vida fue estéril pero que pudo concebir a los noventa años; por la fe Moisés no cambió la gloria de Dios por la fortuna pasajera de los egipcios; diciendo Hebreos 11:27 que se sostuvo como viendo al Invisible. De la misma forma nos dice que celebró la pascua y la aspersión de sangre con el fin de que la
muerte no se acercara a su campamento.


De la misma forma, por fe, cayeron los muros de Jericó, David enfrentó a Goliath mirando a Dios por encima de aquel temido gigante, Daniel no dejó de orar a pesar de las amenazas de sus enemigos; José no abandonó a María por cuanto había recibido que lo que ésta tendría era el hijo de Dios.


Por fe la mujer con flujo de sangre se acercó para tocar su manto y de esa forma fue sana,  el centurión fue a él  pidiendo con fe que dijera la palabra para que su criado fuese sano; Bartimeo gritó con confianza al que le podía librar  de su oscuridad, la mujer cananea fue a rogar con fe por su hija atormentada.


Con esa fe se formaron los grandes hombres y mujeres, de tal forma que declaramos junto con el Hebreos 11, que haría falta espacio para hablar de tantos muchos que por fe abandonaron todo para seguir a Jesús, se negaron a sus placeres y oportunidades mundanales para optar por un camino mejor, murieron en la persecución romana del tiempo de los césares o hablaron su palabra, a modo de decir:  “No me averguenzo del evangelio por que es poder de Dios para salvación. Romanos”. 1:16.


Los testigos son muchos, todos ellos nos dejaron el mensaje de lo que es la confianza hacia Dios; el mensaje de que vale la pena todo por obedecer y seguir al Maestro; el mensaje de que es importante pasar por encima de nuestras propias debilidades o incapacidades para creer en lo que podemos lograr si tan solo nos abandonamos en sus manos.  

image11